“Nada como la pasta napolitana, no podemos hacer una pasta napolitana original sin una auténtica salsa de tomate. Y ese es su principal toque: el tomate”, así lo describe Massimiliano Ranieri cuando hace referencia a la salsa Napoli a partir de una receta de su padre Sergio Ranieri.

“Vamos a preparar esta salsa, es a base de tomate y no toma mucho tiempo. La diferencia entre una salsa napolitana hecha por nosotros mismos y la comprada es inmensa, una salsa napolitana casera y auténtica es mucho mejor en cuanto a nutrientes y sabor, que la mejor de las salsas que puedes encontrar en el supermercado”, para indicar que es una salsa basada en tomates y cebolla, fundamental en la cocina y muy versátil. Es una salsa base e indispensable para la pizza italiana, la carne mechada venezolana, el arroz con mariscos peruano; además de salsas para pastas, sandwiches, tapas, pasapalos, sopas, etc.

Aún no se sabe si es, ciertamente, de Napoli o de un restaurante con ese nombre y en Italia se le conoce con de diversas formas.

Ingredientes para la salsa napolitana:

  • 1 kg de tomates maduros, pochados y pelados (o una lata de tomates pelados 900g)
  • 1 cebolla mediana (o 60g) cortadita fina
  • 2 dientes de ajo finamente cortados
  • Aceite de oliva
  • 1 ramita de albahaca fresca
  • 1 cdta. de azúcar

Preparación de la salsa:

  • Procesa ligeramente los tomates en la licuadora
  • En una olla con aceite caliente rehoga el ajo y la cebolla hasta cristalizar
  • Agrega los tomates procesados y la albahaca
  • Agregar la cucharadita de azúcar, para bajar la acidez del tomate
  • Baja la llama al mínimo, tapar y mover de vez en cuando con una cuchara de madera, mantén en cocción durante 40 min cuidando que no se seque, siempre con fuego muy bajo
  • Cuando esté listo se puede guardar en envases esterilizados de vidrio con tapa

Buen apetito

¡Ciao!