La salsa amatriciana es una salsa italiana usada para condimentar pastas; su nombre deriva de la pequeña localidad de Amatrice en la región del Lacio cerca de los Abruzos, así lo relata Massimiliano Ranieri, quien dará la receta de Sergio Ranieri, su padre de Bucatini all’amatriciana, quien le ha dedicado un espacio importante en el menú del Ristorante La Campana de Mérida, “pronto a abrir”, dice Massimiliano. Cuenta, Massimiliano Ranieri, que la salsa amatriciana es muy apreciada por los actuales romanos que la adoptaron de los pastores amatricianos los cuales durante el período estival, frecuentemente, se trasladaban hacia Roma para vender sus productos lácteos (especialmente quesos) y carnes ovinas y porcinas.

“El antepasado de la amatriciana es la salsa gricia cuyo nombre, hipotéticamente, deriva de una aldea a pocos kilómetros de Amatrice llamada Grisciano”, nos dice Ranieri.

Aquí la receta de los bucatini con salsa amatriciana con el debido toque venezolano. Ingredientes: para 4 personas 480 gr. de Bucatini200 gr. de panceta cortada en cubos1 kg. de tomates maduros1 ají rojo, sin semillas y cortada en trozos½ copa de vino blanco seco3 cucharadas de aceite de oliva50 gr. de cebolla cortada finamenteSal y pimienta al gusto150 gr. de queso pecorino1 cucharadita de azúcar (opcional)

Elaboración

Lavar los tomates; colocar 2 minutos en agua hirviendo y quitar la concha. Cortar en cubos. En una sartén verter el aceite y la cebolla, al dorar agregar la tocineta y el ají, a fuego medio-alto; al estar crujiente moja con el vino y deja que el alcohol evapore.

Añadir los tomates a la sartén, ajustar con sal y pimienta y si lo deseas la media cucharadita de azúcar que servirá para contrarrestar la acidez del tomate.

Cocinar a a fuego lento durante 10 minutos. En una olla grande, lleva a ebullición 3 de litros de agua. Cuando el agua hierva añadir una cucharada de sal y cuando vuelva a hervir, agregar los bucatinis. Mantener la olla destapada y dejar cocinar según las instrucciones del fabricante. Dejar al punto “al dente”.

Cuando estén cocidos, escurre la pasta y mezclar con la salsa de tomate que deberá estar caliente. Espolvorear con una parte del queso. En la mesa, puedes terminar de espolvorear con el resto del queso. ¡Buen apetito! ¡Ciao!