123 niños menores de 5 años fueron atendidos en materia de nutrición, a través del proyecto Saman (Sistema de Alerta, Monitoreo y Atención en Nutrición y Salud), la merienda Sirmas (Siervo de Dios Mons. Miguel Antonio Salas) y un almuerzo por el equipo parroquial; en una actividad simultánea en las comunidades de El Amparo y San Pedro, municipio Tovar del Estado, este viernes 1 de octubre.

A más de un mes de la vaguada del Valle del Mocoties, donde las vías de acceso a San Pedro y El Amparo se vieron colapsadas, y en concordancia con la segunda fase de atención de los afectados por las lluvias, Cáritas Mérida continúa asistiendo a estas comunidades, y en esta oportunidad en materia de nutrición, con el despliegue del voluntariado arquidiocesano.

San Pedro

69 niños entre 6 meses y 4.5 años fueron atendidos por el proyecto Saman, recibieron la merienda nutricional Sirmas y almorzaron en una actividad de olla solidaria, promovida por el equipo parroquial de esta iglesia filial, con la asesoría del Pbro. Jimmy Peña.

A través del proyecto Saman los menores recibieron desparasitantes, vitaminas y micronutrientes. Aquellos en riesgo de desnutrición fueron ingresados a su vivero parroquial, para ser acompañados por un periodo de seis semanas para alcanzar las medidas antropométricas ideales.

Nuestra Señora de El Amparo

En simultáneo con la actividad de San Pedro, otro equipo de trabajo del proyecto Saman de Cáritas Mérida atendió 54 niños menores de 4.5 años, y en este caso con actividades de recreación y animación por parte del equipo de esta Cáritas Parroquial.

Con estas visitas, se suman más de 60 parroquias eclesiásticas de la Arquidiocesis de Mérida activas con el proyecto Saman, lo que permite ubicar casos de desnutrición de manera oportuna y específica para garantizar el acompañamiento y recuperación de los menores, y así mitigar las consecuencias de estos cuadros. Prensa Cáritas Mérida.