El municipio Obispo Ramos de Lora en Mérida ha sido uno de los municipios más afectados por el desbordamiento de los ríos producto de las fuertes precipitaciones, esta vez los ríos inundaron a más de 150 viviendas en los sectores de la Ceibita y Guachizón dejando a familias sin enseres ni alimentos.

El alcalde del Ayuntamiento Enrique Guillén, expresó la necesidad de llevar a cabo las debidas canalizaciones para evitar que las lluvias continúen afectando a los habitantes.

“Estamos enfrentando la décima emergencia en lo que va de año, por falta de mantenimiento a los ríos del Municipio, los ríos parten y donde se encuentran ubicados los canales que reciben aguas fluviales, están colapsados y sedimentados trayendo como consecuencia la inundación de los hogares”.

Por su parte, la solicitud de los habitantes de las comunidades ante los entes gubernamentales es maquinaria tipo Jumbo para la limpieza y mantenimiento de los ríos ya que constantemente continúa lloviendo. Prensa ORL.