La situación de emergencia que se vive en el estado Mérida debido a las fuertes precipitaciones registradas desde hace un par de semanas y que se intensificaron en las últimas horas es preocupante, requiere del apoyo de Nicolás Maduro con recursos suficientes para reparar los daños, no con pañitos de agua tibia sino con soluciones integrales para las comunidades.

Así lo expresó la legisladora Liliana Guerrero, tras conocerse los estragos dejados por las lluvias la noche de este martes 10 de mayo en diversos sectores de los municipios Libertador, Campo Elías, Rangel y parte del Valle del Mocotíes.

Una persona fallecida, derrumbes, vías obstruidas, crecidas de ríos y quebradas, viviendas afectadas y familias damnificadas son parte de las consecuencias de los embates de la naturaleza en la región, ante ello Guerrero se solidarizó con todas las personas que hoy atraviesan difíciles momentos debido a la emergencia por lluvias.

La parlamentaria regional cuestionó que los recursos enviados hasta ahora al estado no han sido suficientes, se requiere un aporte financiero considerable para atender debidamente a las familias afectadas, además de recuperar la infraestructura y la vialidad.

«Es lamentable ver que parte de las consecuencias dejadas por las lluvias se deba a la falta de mantenimiento, dragado y canalización de los ríos por parte del régimen, el cual desde hace años no ha asumido su responsabilidad en estas acciones», sentenció.

Liliana Guerrero, quien es la secretaria regional de Un Nuevo Tiempo en el estado, hizo también un llamado a los merideños de buen corazón para que, en las medidas de sus posibilidades, tiendan su mano amiga a las familias que hoy han sido afectadas por las lluvias perdiendo todas o casi todas sus pertenencias.

Como se recordará hace unas semanas atrás las lluvias azotaron la zona Panamericana, ocasionaron pérdidas millonarias a los productores y también afectaciones de viviendas, emergencias que se han ido extendiendo lamentablemente por diversos municipios. Prensa LG.-