Ante la difícil situación que enfrentan los merideños, día a día, con el mal funcionamiento de los servicios públicos vitales para una vida con calidad, este fin de semana la dirigencia regional del partido Un Nuevo Tiempo (UNT) recorrió la comunidad de Belén.

Liliana Guerrero, como secretaria general de esta organización política, junto al secretario de organización, concejal Luis Millán y dirigentes de Jóvenes por la Democracia Social (JDS), realizaron un casa a casa para conocer directamente de los afectados cuáles son los problemas que los agobian como comunidad y cómo están haciendo para paliar los mismos.

El propósito es escuchar el clamor de quienes residen en este populoso sector de la parroquia Arias, en el municipio Libertador, y servir de vínculo con los entes, tanto nacionales como regionales, responsables de la crisis que vivimos para exigir soluciones prontas y permanentes en el tiempo.

Problemas con las aguas servidas, el gas, el agua y el de mayor complejidad, la electricidad, fueron referidos con preocupación por los vecinos de Belén. Manifestaron que entre ocho y 12 horas puede durar la suspensión del servicio eléctrico, lo cual representa un grave problema para los comerciantes de la zona y la comunidad en general que requiere de este sistema para poder laborar.

“Quienes residen en Belén y en toda Mérida claman soluciones y nosotros como representantes del pueblo, electos por votación popular, estamos dispuestos a ser la voz de nuestra gente hasta lograr los cambios que anhelamos”, expresó Liliana Guerrero.

Solidarios En otro orden de ideas, Guerrero se pronunció sobre la situación de emergencia que se vive desde hace unos días en varios municipios de la zona Panamericana, en Arzobispo Chacón, Campo Elías y parte de Libertador del estado Mérida, como consecuencia de las fuertes precipitaciones caídas, las cuales han dejado a su paso pérdidas materiales y mucha desolación.

“Es lamentable observar los daños que han sufrido algunas viviendas, las pérdidas de cosechas de los productores de la zona, es una situación compleja más con la crisis que se vive en el país; esperamos que las autoridades competentes continúen tendiéndoles la mano a estas personas hoy necesitadas de ayuda, pues en cuanto al caso de los productores aún hay soluciones pendientes por abordar”, dijo Guerrero para finalizar.
Prensa UNT Mérida