Legislando con los Merideños TV también se unió a la celebración del Día Nacional del Bombero.  El equipo de producción del espacio televisivo, transmitido por Televisora Andina de Mérida los lunes (7:00 pm) y martes (8:00 am), estuvo presente junto a su moderador, el presidente del Consejo Legislativo del estado Bolivariano de Mérida, Jesús Araque, en los actos protocolares programados durante el miércoles de la semana pasada por el Cuerpo de Bomberos de Mérida.

La primera parada fue en la plaza Bolívar de la capital merideña, con motivo de la ofrenda floral ante la efigie ecuestre del padre de la patria Simón Bolívar, donde en horas de la mañana civiles, autoridades regionales y una parte representativa de los funcionarios de esta institución bomberil recordaron, a través de la intervención y sentidas palabras de la Capitán de Brigada, Coromoto Suescúm (jubilada), el compromiso asumido ante Dios, la patria, la familia y la sociedad, además del significado de ser bombero, aquel ser humano que escribe cada vivencia de alegría y aflicción.
Ser bombero es ayudar al prójimo a aliviar su dolor, sanar sus heridas, luchar en el abismo de la muerte para proteger la vida. Ser bombero, es tener los ojos de Dios sobre las espaldas cada vez que se siente estallar las venas al fluir la sangre cuando los corazones se agitan al correr hacia el fuego, al forzar una puerta o plegar una línea. Ser bombero, es sentir seca la garganta ante la frialdad con que la muerte envuelve a sus víctimas, más aún cuando éstas no tienen otra maldad que una travesura o un acto de inconsciencia, comenzó a describir Suezcum.

Ser bombero es soportar el calor ardiente  en la piel que no cedió ante el peligro, cada vez que con enrojecidos ojos y pulmones llenos de humo se busca casi con desesperación el deseado aire en los bajos de un incendio o el potente chorro de agua que pareciera quebrarse con la ferocidad de la presión.

Ser bombero, es saber que la batalla nuevamente está ganada cuando la frescura del anhelado vapor envuelve con su densa blancura y alguien empapa con una cortina de niebla, aliviando el cansancio y recuperando la energía, prosiguió la servidora.

Ser bombero es sentir la inmensa felicidad que brinda el Todopoderoso al salvar una vida humana, animal o vegetal que tan sólo dependía de un sí, un no, una orden o una decisión, y no dejar que nadie sepa quien fue, solamente repetir que fue un bombero; sentir orgullo de ser parte del equipo. Ser bombero, es poder enfrentar el poder indomable de los cuatro elementos y forzar a ceder con un cuerpo a cuerpo, armado con las más nobles de las herramientas de trabajo: el amor y la vocación, concluyó Suezcum.

Reconocimiento

Más tarde, en las instalaciones del Cuartel Central de Bomberos “ Coronel Vicente Campo Elías”, como estímulo al trabajo y responsabilidad que cumplen día a día al servicio de la población merideña, se celebró la adjudicación de ascensos en las diferentes jerarquías y la entrega de reconocimientos a un significativo número de heroínas y héroes vestidos de azul y rojo.

Para la Teniente Coronel Yaneth Calderón es un placer y honor ser la Comandante del Cuerpo de Bomberos del estado Bolivariano de Mérida, el cual está integrado unos 600 funcionarios, cuya función es salvaguardar vidas, bienes y propiedades, a través de varios frentes de atención, entre ellos pre hospitalaria, rescate, incendio, materiales peligrosos y la brigada motorizada, que es la primera unidad de respuesta inmediata ante la comunidad.

Calderón agradeció a la máxima autoridad del ente legislador regional por la deferencia que sostuvo con la institución que dirige por la realización del programa televisivo en honor a los bomberos regionales, quienes están desplegados por más de 20 municipios y estaciones, al servicio de las poblaciones de Timotes, Santo Domingo, Ejido, Tovar, Bailadores, Guaraque, El Vigía, Tucaní, Nueva Bolivia y Arapuey.

“De extremo a extremo estamos para servir a cada uno de los merideños”, reiteró la Comandante junto al Capitán Javier Paredes y la Sargento Danyela Giraldo, ejemplos de dedicación, disciplina, abnegación, compromiso y amor por un trabajo, el cual es compartido con otras facetas y roles; los bomberos hacen de esta profesión una pasión, siempre con una preparación adecuada en la parte física, mental y espiritual con el propósito de afrontar cualquier acción, evento o emergencia donde la ciudadanía esté involucrada y lo requiera.

En este sentido, Araque ponderó que no hay una tarea que no cumplan los bomberos. En el tema del despliegue ante la pandemia por la Covid-19, dijo que ésta enfermedad se está confrontando con una capacitación apropiada en materia de prevención y en coordinación con los representantes de los demás organismos de seguridad y el Poder Popular, en una perfecta unión-cívico militar, con miras a un mismo objetivo, y bajo la articulación del protector Jehyson Guzmán, como máximo representante en la entidad del Gobierno Revolucionario del mandatario nacional, Nicolás Maduro. Prensa Clebm – ODDI Estadal.