La realidad de la operatividad del Sistema Teleférico “Mukumbarí, una vez que se reinició la misma, ha quedado dilucidada tras compartir junto a un grupo de turistas, el ascenso desde su primera estación “Barinitas” hasta la segunda “La Montaña”, que despejó dudas e incertidumbres, rumores que de un lado y de otro, surgían al respecto y así lo ha constatado la Presidente de la Cámara de Turismo del Estado Mérida (CATUREM), Alejandra Luna junto al autor de la presente nota, el fin de semana próximo pasado, al vivir la experiencia tal como la viviría cualquier usuario de nuestro icono turístico recreacional andino merideño.

En la estación base “Barinitas”, se observan emprendedores como algunos productores locales desplegados en un circuito dispuesto para que el visitante pueda apreciar la oferta de sus productos artesanales, para acceder al espacio abierto y área de las taquillas, en las que atención es de primera, personal capacitado, muy formal, todo un buen ejemplo de la cordialidad y amabilidad que caracteriza al gentilicio de Mérida, quienes confirman que los días de ascenso son viernes, sábado y domingo, de 10.00 a.m. a 8.00 p.m., el costo del boleto es de cinco dólares o el equivalente en bolívares, 20 dólares para pasajeros internacionales. El usuario debe presentar su cédula de identidad original, o hay diferencia de costo para niños ni adultos mayores ni exoneraciones, no hay límite de tiempo para el disfrute la estación “La Montaña” desde las 10.00 am hasta las media noche, al momento que desciende el último funicular (cabina).

El funicular (cabina) asciende a su máxima capacidad, en menos de 10 minutos se llega a la estación la Montaña, que está ubicada a 2.455 msnm, es sin duda alguna la estación con más servicios del teleférico “Mukumbarí”, que como ya es conocido fue concebido como un todo cinco estaciones, cuatro tramos entrelazados por guayas y poleas. En su visita recorrido por el primer tramo operativo del teleférico “Mukumbarí”, tanto la Presidente de la CATUREM como este redactor, constatamos las buenas condiciones de la estación “La Montaña”, sus características topográficas que permiten una experiencia única, el contacto directo con la madre naturaleza, al nivel del bosque nublado, la ecología de nuestro Parque Nacional Sierra Nevada, observar variedad de flora y fauna, a lo largo del sendero “Hojarasca” en costo de tres dólares o su equivalente en bolívares por persona que incluye el guía que sensibiliza sobre el cuidado de la naturaleza, a lo largo de 1.2 km de recorrido en aproximadamente 45 minutos y aquellos turistas que se hagan acompañar por un guía certificado no tendrán que pagar el recorrido según lo indica Jesús Rodríguez, director de la empresa Ciudad Extrema.

La potencialidad turística y atractivo de la estación “La Montaña” parte, sin duda, de la panorámica de la ciudad, que se comienza a apreciar segundos después de iniciar el ascenso, durante el día despejado y luego, como por arte de magia, la romántica neblina lo cubre todo haciéndolo una verdadera experiencia andina. Dos restaurantes, Chía y La Cabaña, diversifican la oferta gastronómica que se pasea desde los sabores andinos más tradicionales, además de las propuestas urbanas más demandadas, en costos muy convenientes, platos y entremeses, acompañados de postres y bebidas frías y calientes.

El mirador de 180 grados de la terraza del restaurante Chía por su majestuosa vista, es el sitio más fotografiado de esta estación, cuyas características lo convierten en una joya de la arquitectura moderna.

En un área del entorno de la estación, los más pequeños también tienen servicios dirigidos a su atención, inflable y camas elásticas a bajo costo por niño. Henry Toro, el popular Indio, Coordinador de la estación La Montaña nos acompañó en el recorrido, con su amplia formación es experto en el área de turismo, excursionista, rescatista, asesoró y fundó en el 2014 la obra de ingeniería más importante de Venezuela.

Nos comenta que las labores de mantenimiento y puesta en funcionamiento del resto de las estaciones están en curso. Arduas jornadas y una gran inversión se requieren para lograr la operatividad correcta y segura de los siguientes tramos.

En la medida que se asciende en altura también ascienden las dificultades. Sin embargo, la meta está clara abrir cuanto antes la estación “La Aguada”, aunque sin fecha precisa. Se aprecia un número importante de productores locales que ofrecen su diversidad mercancía y dulcería típica andina en “La Montaña” y cabe destacar que se generan múltiples fuentes de empleo directo e indirecto entre las estaciones “Barinitas” y “La Montaña”, las cuales desde el reinicio de operaciones del “Mukumbarí” han sido visitadas por grupos familiares provenientes de la capital del país, de los estados Guanare, Barinas, Puerto La Cruz, Cumaná, Maracaibo, San Cristóbal, Barquisimeto y de Cúcuta (Colombia), coincidiendo todos en que es una experiencia única que llegará al tope máximo, el día que estén operativas las siguientes estaciones.

Finalizada la visita recorrido, queda a la vista, sin temor a equivocarnos, la realidad y verdad del reinicio de la operatividad del teleférico “Mukumbarí”, que todo señala que vamos por buen camino, sin embargo, acota Alejandra Luna, Presidente de la CATUREM, que es necesario mantener a la opinión pública informada sobre los avances en las reparaciones y fechas probables de inicio de la siguiente estación “La Aguada”, recalcando “hemos sido reiterativos y enfáticos en la necesidad de generar boletines técnicos informativos oficiales sobre los avances de reparación que permitan una buena planificación y proyección del Destino”.

El Teleférico “Mukumbarí” es el potenciador de todo el sistema turístico merideño, enfatiza Alejandra Luna de la CATUREM. La integración es la clave, en el 2014 “Las Heroínas”, su comunidad eran parte importante del Teleférico, su plaza, comercio y sus productores crecieron en sincronía.

Preocupa que dicha área turístico recreacional de Mérida y sus alrededores, se encuentre ciertamente deprimidos, parecieran dos destinos diferentes cuando no lo son. Los productores y empresarios ven con entusiasmo, el reinicio de operaciones del Teleférico, piden se potencie a Mérida como el destino de altura que en efecto es, donde todos tengan la posibilidad de mostrar su amplia oferta de turismo extremo, turismo de naturaleza, turismo de base comunitaria, turismo de convenciones, turismo deportivo, donde todos los Municipios con vocación turística puedan también proyectarse, en fin, tantas opciones que le darán a esta ciudad y estado, la anhelada prosperidad y crecimiento económico con carácter inclusivo (PRENSA CATUREM, Giovanni Cegarra, GC. CNP. 2229) – Fotos GC.