Desde el mes de marzo se ha decretado una pandemia en el mundo debido a la expansión de la Covid 19. A la fecha se mantienen en el país las restricciones de movilidad, aunque el confinamiento no es total, muchas son las situaciones de violencia intrafamiliar que se han incrementado. 

Yolima Arellano, coordinadora del Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres, núcleo Andino, informó que en relación a la situación de violencia de género contra las mujeres y los recursos existentes para su abordaje es importante señalar que esta situación de pandemia que ha generado  la Covid 19 está provocando efectos diferenciados en la vida de las mujeres y profundizando las desigualdades de género que ya existían, tanto en el hogar como en el espacio público. 

Arellano explicó  que en la actualidad,  las mujeres a nivel mundial se están enfrentando a dos pandemias,  la del Covid 19 y la de la violencia de género contra la mujer, siendo la mujer venezolana de igual manera muy afectada, inmersa además en un contexto de crisis humanitaria. 

“Tanto  las mujeres migrantes, si sus hijos e hijas están regresando al país en condiciones depauperadas, aisladas en refugios improvisados o sin servicios básicos y en riesgo máximo de violencia, como las mujeres que están en el país y se encuentran en un contexto de desprotección y violación a los derechos humanos constituyendo el mayor impacto para estas mujeres la violación de la garantía constitucional de la tutela judicial efectiva, lo que conlleva a la re victimización y a la frustración de no ser debidamente escuchadas y atendidas generando un incremento en el índice de impunidad de estos casos”, añadió Arellano. 

Instó a  las mujeres, a la ciudadanía en general a informarse sobre los servicios a los cuales acudir para denunciar o recibir asistencia y asesoría psicolegal pues los operadores de justicia están laborando por guardias y en horarios programados. 

Entre las opciones con las que cuenta una mujer para recibir asistencia se encuentra la línea 911, el Ministerio de la Mujer, la Fiscalía Superior y  la Fiscalía de Violencia 20,  21 en Tovar y 17 en El Vigía. De igual manera, puede solicitarse la intervención a los funcionarios de policía del estado Mérida,  acudir a las prefecturas parroquiales, al  CICPC, la Defensoría de Pueblo o al Instituto Merideño de la Mujer y la Familia.Existen en el país de igual manera, organizaciones como el Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres y la Red Naranja que pueden brindar asesoramiento  y acompañamiento a cualquier persona que se sienta en esta situación y sus redes sociales están abiertas para cualquier consulta.  CB.

https://rednaranja.com.ve/https://observatorioddhhmujeres.org/documentos/documentos.htm