Como una medida de control social, violatoria de los procesos administrativos de la gestión pública, discriminatoria y de segregación del personal universitario fue considerada la pretensión del Gobierno nacional de cancelar sueldos y salarios de estos trabajadores a través del Sistema Patria.

Así lo expresó la secretaria general municipal de Libertador por Un Nuevo Tiempo (UNT) en Mérida, Katty Díaz quien rechazó esta acción y brindó su respaldo a las universidades del país, especialmente a la Universidad de Los Andes (ULA), las cuales han sido golpeadas por el régimen desde hace varios años.

Dijo que como universitaria repudiaba la medida por ser violatoria de la autonomía universitaria consagrada en la Constitución, en la Ley de Universidades y en los protocolos internacionales que permiten darle libertad académica a las universidades.

Oficializar los pagos de los universitarios a través de este sistema en el que no todos están afiliados,  elimina la posibilidad de hacer aportes a las instituciones para-universitarias en las que se consagran algunos beneficios socioeconómicos y el funcionamiento de los gremios queda cercenado  con la eliminación del HCM y los acuerdos  federativos, expresó Díaz.

“Esto no es más que una muestra de que hay una confiscación no solamente de los sueldos y salarios con la eliminación de los beneficios a través de esta plataforma”, sentenció Díaz quien precisó que la solicitud hecha por el Ministerio para la Educación Universitaria es vejatoria de la gestión administrativa de las máximas casas de estudio.

Para la dirigente de UNT Mérida, Katty Díaz, esta arremetida del Gobierno contra las universidades en Venezuela se suma a la asfixia presupuestaria que viene ejerciéndose desde hace algunos años, lo que muestra una debilidad desde el punto de vista de las fracturas con relación a la autonomía.

“Nuestro llamado es para que los universitarios en unidad, como un bloque monolítico, defendamos la postura de no entregar la data al ministerio para incorporarla a la plataforma Patria, la cual tiene visos ideológicos que no permiten pluralidad de pensamiento ni de acción administrativa, dijo Díaz para concluir.