Carmen Rincón responsable de Juventudes Voluntad Popular-Mérida señaló “condenamos la ola de homicidios y torturas en contra de la mujer venezolana, cuyo asentamiento las últimas semanas ha generado estupor y preocupación en la población”.

Se refirió Rincón que “Como ciudadanos y defensores tácitos de los de Derechos Humanos exigimos de las autoridades las investigaciones y aprehensiones correspondientes, haciendo hincapié en lo establecido en Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y en la Carta Magna de nuestro país”.

«Ninguna mujer debe ser sometida a tratos crueles, inhumanos y degradantes, pero observamos con desagrado la inoperancia de los organismos del Estado en el aseguramiento de éstas mínimas condiciones de vida”, agregó.

Además exigir la aplicación de la ley y el respeto como ser humano igual en derechos y deberes debe seguir siendo la bandera de una sociedad ecuánime y democrática, donde se construye y no se derrumba.

Para finalizar, la lideresa enfatizó que “No es tolerable la impunidad, por cuánto son la justicia, la seguridad y la equidad los principios garantes de un ambiente y coexistencia de género valedera. Prensa VP Mérida