La mañana de este lunes, un grupo de jóvenes del movimiento Unión y Progreso se reunieron con el rector del Consejo Nacional Electoral (CNE) Roberto Picón, en la sede del máximo ente comicial en Caracas, y le pidieron jornadas especiales una vez al año para que los venezolanos puedan actualizar sus datos en el Registro Electoral (RE).

«Nos hemos reunido con el rector Picón para hacerle algunas propuestas en pro de garantizar el derecho que tienen los venezolanos a participar en asuntos públicos del país a través del voto», declaró el coordinador nacional juvenil, Jesús Sifontes.

«Tenemos más de 2 millones de jóvenes que no están inscritos en el RE y esto, naturalmente aumenta con el paso de los meses».

Sifontes subrayó que ya son 6,8 millones de venezolanos, según la ONU, los que están fuera del territorio nacional y que es necesario que quienes están en edad de elegir puedan ejercer su derecho al voto. Rechazó que diversos factores políticos se hayan dedicado durante los últimos años a desestimar el voto como instrumento de cambio.

Y dijo «es hora de alzar nuestra voz a favor del voto y por eso hemos planteado tres propuestas al rector Picón».»En primer lugar, la realización especial anual de la actualización de datos en el RE permanente, ya que estas jornadas se realizan antes de las elecciones y la duración varía, por ejemplo, en 2012 fueron 154 días; en 2018 fueron 20 días y en 2015 fueron 118 días», detalló.

Debido a la gran cantidad de venezolanos que no están dentro del RE, Unión y Progreso pidió a Picón que se evalúe la opción de hacer estas jornadas mientras no hay procesos electorales.

«Planteamos que sea una vez al año, y se empiece en 2022, hasta 2024 cuando está fijada la fecha para presidenciales, serían tres jornadas especiales y consideramos que cada una de ellas, podría durar al menos 30 días, por supuesto, ajustándose a la Ley Orgánica de Procesos Electorales», destacó.

En segundo lugar, proponen que el CNE impulse una campaña comunicacional intensa para ofrecer a los ciudadanos información oportuna del RE, según el artículo 28 de la LOPE, que se de a conocer la ubicación geográfica de los puntos de inscripción permanente, es fundamental.

Como tercer punto, pero no menos importante, Sifontes indicó que es primordial que los venezolanos que están fuera del país puedan actualizar sus datos en el CNE.

«Es importante que se tome con seriedad este debate, para que se garantice el derecho al sufragio de todos los venezolanos que se encuentran en el exterior. Sabemos que hay inconvenientes debido a capacidades técnicas e inconvenientes por el tema diplomático, para llevar a cabo estos procesos, pero hay alternativas como la apertura de nuevos puntos de inscripción y sistemas automatizados».

El joven carabobeño instó a la ciudadanía a organizarse y exigir que se cumplan sus derechos.

«No es tarea exclusiva del CNE, sino que todos estamos obligados a presionar para que esto sea así. Esperamos que el rector Picón tenga en cuenta nuestras propuestas, que sean discutidas en el seno del directorio y ejecutarlas en pro de todos los venezolanos». Presa Unión y Progreso.