En la comunidad del Campito la juventud merideña realizó una vigilia en honor a los caídos en el estado Mérida y Venezuela durante las protestas en contra del Régimen venezolano.

Centenares de jóvenes asesinados por los grupos parapoliciales.

Cada velita encendida simbolizaba un estudiante, un joven caído que anhelaba una Venezuela distinta, pero que una bala le arrebató la vida.

La juventud merideña reafirmó una vez más, que desde cada espacio de lucha no descansarán hasta lograr justicia y la libertad de Venezuela.