A través de un comunicado público, la junta directiva del Colegio de Médicos del estado Mérida, seccional El Vigía, rechazó firme y categóricamente lo que calificó como «trato arbitrario, injusto, desproporcionado y malintencionado a los que están siendo sometidos los colegas Ramón Izarra y Miguel Acuña».

Ante esto solicitaron «a la Fiscalía y Tribunal la inmediata liberacion de sus colegas y que continúe la investigación en libertad y se respete la presunción de inocencia establecida en la Constitución».

Destacaron los directivos Bruno Pellegrini como secretario general y Nelson Ramírez como secretario de finanzas del Colegio de Médicos en El Vigía que «repudian toda publicación y reseña sin fundamentos que han venido circulando en las redes sociales y medios de comunicación impreso y digital que ponen en entredicho el cabal cumplimiento del juramento hipocrático, la buena fe, profesionalismo, la honestidad y la carrera de nuestros héroes de bata blanca».

Alegando que sus colegas cuentan con «una hoja de vida y trayectoria impecable de más de 30 años sirviendo a la salud de El Vigía y Mérida»Pidieron «respeto para las familias de sus colegas pues están padeciendo las consecuencias de unas detenciones arbitrarias».

La nota destacada que «ningún médico en pleno ejercicio atiende u ópera pacientes con la intención de causar daño o lesión alguna ya que toda actividad clínica o quirúrgica, tiene como único fin el bienestar y recuperación total del mismo».

«Sin embargo, cualquier acto quirúrgico conlleva a un porcentaje natural de riesgo, totalmente ajeno al profesionalismo, compromiso y buena voluntad de los médicos».Catarine Castro CNP.8.962Fotos: Cortesía