José Yovani Vivas, habitante del municipio Tovar fue catalogado como el Milagro de la Calle 4, ya que su casa ubicada en este sector de El Amparo con salida a Zea, no sufrió ningún tipo de daño estructural, dentro de ella se encuentra un hermoso y grande pesebre navideño.

Cuenta Vivas que durante las lluvias y desastre natural del pasado lunes 23 de agosto su casa pudo ser tapeada o arrastrada como las demás, pero con la fe puesta en Dios y el Milagro referenciado al pesebre navideño, no ocurrió nada que lamentar.

«Yo dejo el pesebre todo el año porque me parece muy bonito y me da lastima quitarlo, lo desarmo en noviembre para volverlo armar en diciembre.

Mi casa durante la tragedia sólo quedó afectada con 30 centímetros de barro aproximadamente, en comparación al resto que fueron completamente destruidas».

La noche del lunes 23 de agosto, al irse la luz, Yovani se fue para donde los vecinos a decirles que estaba lloviendo fuerte y ya estaban cayendo piedras sobre el pavimento, regresó a su vivienda, subió a la platabanda junto a otros habitantes de la zona y de allí vieron pasar la avalancha de lodo, agua y piedras que destruyó todo a su paso.

Vivas le agradeció a Dios primero y al Divino Niño por el Milagro de tenerlo con vida y la avalancha no haber afectado su casa.

Jorge Galvis JrDiario Frontera-Calor 935 Fm