El gobernador del Estado Bolivariano de Mérida, Jehyson Guzmán, continúa atendiendo las diferentes situaciones que se siguen presentando en la entidad como consecuencia de las fuertes precipitaciones.

En este sentido, logró restablecer el paso vehicular en el municipio Rangel, tras un nuevo desbordamiento de las quebradas de Cacute.

El secretario sectorial para el Desarrollo de la Infraestructura y Vivienda, Alexis Nava, destacó que la vialidad de Cacute se vio nuevamente afectada por el aumento del caudal de las quebradas Los Capachos y Los Granates, lo que generó la salida de sus cauces, a través de la alcantarilla de paso.

Sobre las acciones tomadas, Nava explicó: «Gracias a las gestiones de la primera autoridad política del estado Mérida, Jehyson Guzmán, y del presidente Nicolás Maduro, logramos llevar a cabo acciones de manera inmediata en conjunto entre los Bomberos, Protección Civil, la Secretaría Territorial para los Pueblos del Páramo y la Secretaría de Infraestructura y Vivienda para mantener el paso de forma ininterrumpida».

Las labores de limpieza se llevaron a cabo con un grupo importante de talento humano y con una máquina minishower, la cual permitió quitar los sedimentos que se habían acumulado en la carretera.

Trabajos en Guaraque

Otro de los sectores que sufrió las consecuencias de los inclementes factores climáticos fue el municipio Guaraque, lugar en el que se originó la crecida de la quebrada Los Cañotales.

«En esta zona trabajamos con una máquina retroexcavadora en articulación con el equipo político municipal y con la Alcaldía de Guaraque, donde, luego de diez horas continuas de arduo trabajo, logramos restablecer el paso con normalidad», enfatizó Nava.

Labores en Chacantá

En el municipio Arzobispo Chacón, puntualmente en Chacantá, también se logró restaurar el tránsito vehicular con el uso de una retroexcavadora, esto con la colaboración y el acompañamiento del secretario territorial para los Pueblos del Sur, Emiro Lobo.

Paso intermitente en el puente La Madrid

Durante el pasado fin de semana también resultó afectada la infraestructura de La Madrid, en el municipio Caracciolo Parra Olmedo, parroquia Florencio Ramírez, donde fue socavado uno de los laterales de los muros que cubre el estribo de este puente.

A esta zona se trasladaron el secretario general de Gobierno, Richard Lobo, y los representantes de las secretarías de Servicios Públicos e Infraestructura y Vivienda, para poder solventar la situación de manera temporal hasta que se cumplan las obras necesarias.

«Con la activación de diversas máquinas se logró restablecer el paso de manera intermitente y controlada, mientras se realizan los trabajos de mitigación y reparación en este puente», finalizó el secretario de la dependencia de la gobernación. /Prensa Gobernación de Mérida