Sin consentimiento, ni autorización de la Universidad de Los Andes fue realizado un mural en uno de sus espacios, el mismo donde hace unos días fuese violentado y censurado el mural crítico realizado en trabajo en conjunto entre la Coalición Anticorrupción y la Federación de Estudiantes por los Derechos Humanos de Venezuela.

Este mural fue tapado con pintura blanca, era un llamado de atención a través de una ilustración sobre los hechos corrupción imperants en las instituciones de poder, el cual horas antes de ser presentado públicamente fue borrado como una forma de censura.

La directora de Fomento de la ULA, María Santiago indicó que no se solicitó ningún permiso ante las instancias pertinentes.

Apeló Santiago al derecho a la propiedad privada que debe prevalecer en el país, en pro del respeto a los espacios que en esta oportunidad son de la ULA.