La comunidad de los urbanismos del sector, conjuntamente con el Instituto Merideño de Deportes, IMDAFEF, definirán las estrategias a seguir con respecto a la presencia durante años de comercios ilegales en zonas de retiro y áreas verdes del Estadio “Juan Omar Briceño”, de la Avenida Las Américas, espacio que serán reabiertos pero en horario controlado, para el disfrute de los habitantes del sector.

Así se acordó en reunión realizada en las tribunas del citado estadio, entre el presidente y el Director Técnico de IMDAFEF, José Yovanny Rojas y Guillermo Dallas, con representantes de los urbanismos del sector, representantes de las asociaciones y clubes que utilizan estas instalaciones deportivas, y algunos de los comerciantes que tienen locales alquilados detrás del estadio de softbol.

En esta reunión se tocaron varios puntos de importancia para este polideportivo que comprende los estadios de softbol y fútbol, además de áreas verdes y caminerías, pues a la par de hablar de la ilegal situación que lleva años por la invasión de un individuo de nombre Ildemaro Sánchez, de las áreas verdes y la zona de retiro del estadio de softbol, en donde ha construido de forma muy rudimentaria varios locales, los que alquila en dólares a comerciantes que no tienen la culpa de lo que sucede, y que sencillamente solo quieren trabajar y servir a la comunidad.

Contó el presidente del Instituto de Deportes cómo de forma grosera un supuesto abogado que dijo representar a Sánchez, se presentó al Instituto y amenazó con acciones legales por los justos reclamos que está haciendo IMDAFEF y que son apoyados cien por ciento por la comunidad.

Agregó que además el supuesto abogado fue donde el Gobernador Ramón Guevara a asumir el papel de víctima, por lo que el propio gobernador, al escuchar la versión real de los hechos, la invasión de Sánchez por años de forma ilegal de terrenos que pertenecen a la comunidad, para lucrarse cobrando en dólares a los comerciantes, solicitó a Yovanny Rojas actuar en consecuencia, siempre llegando a acuerdos con la comunidad, los habitantes de los urbanismos aledaños, que son los más perjudicados con estas construcciones ilegales, y el consumo de licor en plena vía pública durante los fines de semana.

Se escuchó principalmente a los vecinos de la zona, su trabajo de años buscando recuperar sus espacios y sacar a los invasores ilegales, además de acabar con el grosero cobro de Sánchez, para volver a disfrutar de las áreas verdes y zona de retiro de estas instalaciones deportivas, y que no siga siendo área de ruidos, música estridente y consumo de licor por parte de los jugadores de softbol y acompañantes.

En este particular señaló el entrenador y dirigente Omar Torres, directivo de la Federación Venezolana de Softbol y quien preside la junta administradora del “Juan Omar Briceño”, que “es ampliamente conocida nuestra posición de no permitir por ninguna circunstancia el consumo de licor en las instalaciones del estadio, pero no tengo ni potestad ni autoridad para impedir que fuera del estadio, en la calle los jugadores y acompañantes se queden reunidos y celebrando, eso no lo puedo evitar”.

También se quejaron los vecinos del cierre de las instalaciones a toda hora, y que a pesar de ser construido el polideportivo en terrenos de la comunidad, no pueden como antes caminar dentro de estas instalaciones.

Recordaron tanto José Yovanny Rojas como Omar Torres que el cierre se debe a la inseguridad reinante y al hecho de que en varias oportunidades han sido asaltadas personas en estas áreas, y con solo un vigilante desarmado es poco lo que se puede hacer para evitar los robos y el desmantelamiento de los estadios.

Se propuso reabrir las caminerías en horario controlado mañana y tarde, y no que permanezcan abiertas todo el día como antes, lo que será acordado de manera específica en próxima reunión entre Omar Torres y representantes de la comunidad.

Finalmente y sobre la situación de los comercios ilegales, tanto la comunidad como el Instituto de Deportes acordaron seguir las acciones legales tendientes a recuperar estas áreas, evitar que siga beneficiándose de forma ilegal un tercero que fue el que inició todo con las construcciones en áreas no permitidas, y acudir ante las autoridades competentes para buscar justicia, comenzando por la Alcaldía de Libertador.

Remató el presidente de IMDAFEF señalando que “no queremos atropellar a nadie ni pasar por encima de sus derechos, por lo que en los próximos días me reuniré con todos los comerciantes que están siendo abusados en su buena fe por un individuo que se lucra, y en dólares, de cobrar alquiler por locales rudimentarios y construidos en terrenos que son zonas de retiro y áreas verdes, donde está totalmente prohibido construir o vender, seguiremos las acciones legales para llegar a una solución como lo solicitó el Gobernador Ramón Guevara, pero como sabemos que estos procedimientos legales son largos y tediosos, mientras tanto yo seguiré trabajando, y parte de ese trabajo es la reunión con los comerciantes”. Prensa IMDAFEF, Ricardo Cabrera, CNP 3.560