Unas 99 operaciones quirúrgicas de la especialidad de neurocirugía han sido resueltas en los quirófanos del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula), de acuerdo con las estadísticas ofrecidas por el director del centro asistencial, Franklin Ramírez.

Ramírez informó que hace días sostuvo una importante reunión con los especialistas del área para reconocer el trabajo que realizan y conversar puntos álgidos con respecto a la falta del craneótomo, aspirador ultrasónico y fresas antibloqueantes. Solicitud que ya fue hecha ante el Ministerio del Poder Popular Para la Salud.

Ramírez detalló que el centro centinela, siguiendo las orientaciones del presidente Nicolás Maduro, fue escogido por la ministra de Salud, Magaly Gutiérrez, para el rescate y reacondicionamiento del hospital.

En este sentido, Ramírez rechazó de manera categórica las declaraciones ofrecidas por los especialistas del área, quienes alertaron sobre el riesgo que corrían los pacientes de neurocirugía ante la precaria situación del quirófano y la falta de equipos para diagnosticar y operar.

Señaló el galeno que estas declaraciones a la ligera crean alarma en la población, hasta el punto de que ningún paciente quiera venir a operarse en la institución. 

Al mismo tiempo, Ramírez realzó la buena voluntad del gobernador Jehyson Guzmán en atender los requerimientos del centro de salud, y quien a corto plazo tendrá respuestas favorables en la recuperación de esta área, mientras detalló que en los próximos días viajará a la ciudad de Caracas para verificar el estatus de la solicitud de los equipos.

Insumos

En cuanto a los insumos médicos, informó que todo lo que ingresa al centro hospitalario es distribuido de manera gratuita a los pacientes.

Rayos X

Sin grandes inversiones, se recuperó parte de los equipos de RX para garantizar a las emergencias y a los politraumatizados placa de tórax, cráneo, cuello y columna.

Asimismo, Ramírez destacó que la iniciativa por parte de los especialistas de neurocirugía, de emprender campañas a través de fundaciones, no está mal, solo que no deben ir en detrimento de la institución en donde ellos han salvado vidas.

El exhorto por parte del galeno es a crear puentes que conecten y mantengan la empatía con los usuarios todos los días, que en cada trabajador del centro de salud se refleja la alegría de servir y las cifras reflejadas por el área de neurocirugía realzan la labor de los especialistas en beneficios de los pacientes. Este tipo de declaraciones solo buscan crear alarma y no ofrecen soluciones concretas al problema, acotó Ramírez.

Al concluir, declaró que los equipos médicos alcanzan su vida útil y es su responsabilidad como director dar respuestas oportunas con el apoyo del Gobierno nacional y regional; todos están llamados a contribuir con la recuperación del hospital para que el Iahula siga siendo la cuna, resguardo y despedida de muchos. /Prensa Gobernación de Mérida.