Como consecuencia de las lluvias y diferentes afectaciones de los diques que surten de agua a los municipios de la zona Panamericana del estado Mérida y zonas limitrofes con los estados Trujillo y Zulia, sus habitantes siguen padeciendo la falta de este recursos. 

Robert Leal, es habitante del municipio Julio César Salas y señaló que no tienen agua potable, la situación se ha vuelto crítica. 

Señaló Leal que «el tratamiento del agua, a través del acueducto ubicado en Nueva Bolivia corresponde a HidroAndes ubicada en el estado Trujillo, y producto de la ineficiencia de los administradores de esta dependencia hoy sufrimos no solamente los merideños de la zona Panamericana, sino también quienes residen en las comunidades limitrofes del estado Zulia y Trujillo». 

El olvido del Gobierno Nacional es evidente «desde hace años no se realiza la canalización de los ríos, y basta con una crecida para que, luego de la tragedia comiencen a realizar labores y maniobras». JQ