Jají, una de las siete parroquias que integran el territorio del municipio Campo Elías del estado Mérida, caracterizada por su hermoso centro poblado de arquitectura colonial y calles empedradas, otrora lugar preferido por merideños y turistas para visitar, recrearse o disponer hospedarse en alguna de las posadas que prestaban sus servicios a los visitantes.

En la actualidad, debido a las precarias condiciones en que se encuentra su carretera, constituye una odisea trasladarse  hacia la referida población, representando un riesgo para los conductores por los daños mecánicos que se pudieran producir a sus vehículos.

En el trayecto desde la entrada del sector El Salado y El Manzano (parte alta), La Roca y El Portachuelo hasta llegar a Jají, hay un número considerable de huecos, la presencia de deslaves, además hay lugares donde desapareció la capa asfáltica.

Habitantes de esta población expresaron que mediante los denominados convites, con participación de miembros de la comunidad, en algunos sectores han cubierto con tierra los huecos, pero esta solución es por poco tiempo, y en época de lluvia empeora el problema.

Vecinos de la parroquia Jají exhortan a la autoridad municipal, al alcalde Simón Figueroa, de igual manera a las del gobierno regional y nacional, para que se aboquen a la reparación y el mantenimiento permanente de su carretera con la finalidad de mejorar la transitabilidad y, en consecuencia, reactivar la actividad turística y comercial en la zona. /Ernesto Balza /CNP 24462