En el marco del recorrido que viene realizando el Gobernador del Estado Bolivariano de Mérida, Jehyson Guzmán,  por los Ejes  que han sido  afectados por  las fuertes precipitaciones, este sábado dejó instalada la Sala Situacional en la sede de Protección Civil (PC) en el municipio Rangel del páramo merideño. 

En compañía de su equipo de trabajo y funcionarios de los Organismos de Seguridad y Prevención Guzmán informó que en el sector La Mucumpate resultaron tres viviendas afectadas, dos  con  daños de enseres y la otra pérdida total, las cuales ya fueron desalojadas y a través de la Gran  Misión Vivienda Venezuela se está gestionando la asignación de una solución habitacional, mientras que con la Misión Venezuela Productiva se  articuló la entrega de  utensilios a las dos familias que resultaron  afectadas. 

Por otra parte,  el mandatario regional manifestó que  activaron  cuatro máquinas pesadas en el sector  La Mucumpate, municipio Rangel, debido a que presenta la mayor afectación. «Se designó un equipo multidisciplinario conformado por la Secretaría de Desarrollo Social de la Gobernación, de la Secretaría Territorial del páramo y de la Secretaría de Servicios Públicos para que de manera articulada realicen la canalización de este  tramo  hasta conectarse con el río Chama». 

De la misma manera,  expresó que fueron activadas cuatro cuadrillas con la comunidad para hacer las canalizaciones quebrada adentro y así no generar daños ambientales. Igualmente, destacó que unos dos kilómetros  de sistemas de riego fueron afectados, por lo que la gobernación y los Comité de Riego deben iniciar un plan conjunto para la recuperación e instalación del mismo.  

Situación controlada

Con respecto al área de salud, el dignatario indicó que a las familias afectadas  se les otorgará atención integral, mientras que a la par trabajarán en la recuperación de la ambulancia de la zona. 

«La situación está controlada. En los lugares -desde Escaguey hasta Mucuchies-  donde hemos tenido afectaciones leves o intermedias instalaremos las cuadrillas de trabajo y en Escaguey dónde  funcionaba un viejo puente y que lo sustituimos por uno de guerra, la comunidad decidió que  el puente caído sea demolido, de manera programada y progresivo, de manera que no genere afectaciones a la población», indicó Guzmán. /Prensa Gobernación del estado Mérida.