Tras las fuertes lluvias presentadas durante las últimas horas en la entidad, el gobernador Jehyson Guzmán, a través de un equipo multidisciplinario, evalúa las afectaciones causadas por el desbordamiento de la quebrada “La Lejía”, la cual causó daños en la vía principal del sector La Esmeralda, en la comunidad de El Portachuelo, municipio Campo Elías, dejando incomunicadas a las aldeas de la parroquia Jají y parte del municipio Andrés Bello. 

El presidente de la Constructora Socialista de Mérida (Construsmérida), Carlos Acosta, informó que luego de realizar un diagnóstico en la zona, se pudo constatar que la afectación principal fue producto del colapso del sistema de drenaje de la alcantarilla, además indicó que en las cercanías de la quebrada resultaron afectadas dos viviendas, donde el nivel del agua alcanzó daños estructurales leves. 

Acosta expresó que, desde el Ejecutivo regional, en conjunto con la Secretaría para el Desarrollo de la Calidad de los Servicios Públicos, se mantienen desplegados brindando atención integral a las comunidades afectadas.

Por su parte, el jefe de la Unidad de Batalla Bolívar-Chávez Monte Negro (UBCh Monte Negro), Franklin García, del sector Portachuelo, agradeció al gobernador Jehyson Guzmán por el envío de personal especializado con el fin de buscar prontas soluciones para, de esta manera, abrir el paso a la población, en especial a los productores de las aldeas aledañas, como Jají, Macho Capaz, entre otras. /Prensa Gobernación de Mérida.