La prefecto de la parroquia Fernández Peña, del municipio Campo Elías, abogada Virginia Pérez, fue destituida por orden del gobernador Ramón Guevara, informó Alirio Benítez, subsecretario general de Acción Democrática (AD) en Mérida.

Rechazó la forma en que se produjo el cambio, ya que un funcionario de la gobernación arremetió contra la afectada, “le exigieron que entregara las llaves, los libros y ni siquiera la dejaron hacer su acta de entrega, le hicieron firmar una que traían”, acotó.

El Comité Ejecutivo Municipal de AD en ese municipio, se apersonó en pleno en la sede de la prefectura, la cual no abría a la atención al público siendo las 9:30 de la mañana.

Benítez recalcó que, esto sucede en el marco de una campaña electoral y que el gobernador no le perdona a Virginia Pérez que es militante de AD y secretaria política del comité.

“No conforme con eso, Guevara designa a una nueva prefecto que es la cabeza de un consejo comunal, de posición abiertamente chavista”, agregó.

Rechazo contundente

Por su parte, Heyler Ruíz, secretario general de ese comité, rechazó la actuación del gobernador e informó que Libardo Contreras, el director encargado de los prefectos en el estado Mérida, le indicó que la solicitud fue hecha por María Vergara, precandidata a la alcaldía de ese municipio, auspiciada por otros partidos políticos distintos a AD.

“Esta persecución tiene tiempo, sabemos que esto es una retaliación política, Ramón Guevara decía que no iba a arremeter contra los trabajadores de la gobernación, de ningún signo político y a escasos días de las elecciones, bota a la prefecto que mucho trabajó porque fuera gobernador, quien goza del apoyo de la comunidad, recordamos que el año pasado en el marco de las elecciones del 6 de diciembre, Guevara perseguía y amedrentaba a los prefectos para que no salieran a votar”, dijo.

Ruíz también citó el caso de un dirigente ex directivo del MAS, que también fue botado del Fondes, dependencia de la gobernación, por diferencias políticas, condenó estas actuaciones que ponen al gobernador en la misma posición que los chavistas.

No más humillacionesLa dirigente sindical de este comité, Otilia Sosa, rechazó el atropello y humillación contra la prefecto, a quien calificó de ser una mujer luchadora.

“Es un cargo de confianza de tipo 99, pero nos molesta la actitud contra nuestra compañera, llamo al colegio de Abogados a que se pronuncie para que a nuestros colegas no los estén humillando independientemente de los colores políticos”. (CNP 16.478)