El 24 de marzo de 2021, la Alcaldía del municipio Rivas Dávila, estado Mérida, hizo público un comunicado en el cual denuncia la toma ilegal del Parque Infantil “Los Bailadorcitos”, propiedad de la municipalidad por parte de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

En febrero de 2021, Carlos Gerardo Aigster Villamizar, comandante de la GNB de la Zona 22, envió comunicaciones al despacho de la Alcaldía Rivas Dávila y al Consejo Municipal para solicitar, en calidad de Comodato, los espacios del parque infantil, para albergar al menos a 50 funcionarios de la GNB e instalar una unidad táctica militar.

Además, en la solicitud se señala que la petición cuenta con la aprobación de Jehyson Guzmán, ‘Protector del Pueblo del estado Mérida’ y también diputado de la cuestionada Asamblea Nacional electa en diciembre de 2020.

Pese a la negativa de las autoridades municipales de ceder espacios que sirven para la recreación infantil de la población de Bailadores, el 19 de marzo de 2021 funcionarios de la GNB tomaron las instalaciones e iniciaron procesos de renovación de los espacios.

El ODH-ULA denuncia que el accionar del Comandante Carlos Gerardo Aigster Villamizar y de Jehyson Guzmán representan una clara violación de la autonomía municipal y amenazan el derecho de goce y disfrute de los niños, niñas y adolescentes de espacios de esparcimiento.

Prensa ODH- ULA.

Boletín Andino de Derechos Humanos – ULA