Tras la propuesta gubernamental de volver a las aulas de clases en el país, José Ramón Gutiérrez, vocero de la Federación Venezolana de Maestros en el estado Mérida (FVM), catalogó la medida como irresponsable.

Indicó que llamar a clases presenciales dentro del contexto 7 x 7, es decir la radicalización y flexibilización de la cuarentena colectiva es una «soberana irresponsabilidad», ya que el país no cuenta con capacitación sanitaria hospitalaria y mucho menos en las unidades educativas.

Señaló que los padres y representantes tienen temor de enviar a sus hijos a clases presenciales debido a la incapacidad del Gobierno Nacional de poder controlar y dotar equipos de bioseguridad a los centros hospitalarios.

«El señor presidente pretende que el futuro del país vaya muriendo de mengua al asistir a los planteles educativos, el Gobierno piensa sólo en el interés del alumno, no se preocupa por los profesionales de la educación, quienes somos los protagonistas reales de este hecho, nos estamos muriendo de hambre por los salarios miserables que tenemos», subrayó Gutiérrez.

Señaló que el primer mandatario nacional prefiere regalar los recursos económicos de los venezolanos a los comunistas del mundo, antes de atender a sus propios compatriotas.

«La FVM fijó posición de no formar parte de la propuesta gubernamental, no vamos a asistir a las clases presenciales y tampoco vía on line, hasta que nos tomen en cuenta, no estamos pintados en el espectro de la sociedad venezolana, tampoco arriesgaremos nuestras vidas como seguramente los padres y representantes no lo permitirán con sus hijos, debido al COVID-19», acotó.

Jorge Galvis Jr
Diario Frontera-Calor 935 Fm