La fundación Grandes Esperanzas en Manos de Jesús, a través de su presidente Francisco Pinto, hizo del conocimiento público que su organización está siendo víctima de amenazas y amedrentamiento, a través de las redes sociales.

Francisco Pinto mencionó “He recibido fuertes amenazas en contra de nuestro trabajo humanitario, a través de cuentas fantasmas en Instagram, por lo cual, me niego a seguirles el juego y he interpuesto una denuncia formal ante los cuerpos de seguridad”.

Para pinto, el acoso que le han propiciado a través de estos ataques cibernéticos, se han concentrado en amenazarle con quitarle toda la mercancía medica que le patrocinan desde el exterior, en favor de sus personas beneficiadas.

“Me han dicho que me tienen investigado, por lo cual, he acudido al CICPC, para denunciar estos ataques electrónicos y para ponerme a la orden de las mismas autoridades, porque nada tengo que temer. Mi trabajo ha sido transparente y comprometido con mis vecinos del sector San Jacinto”, acotó el presidente Francisco Pinto.

El joven estudiante que comanda a esta organización benéfica, mencionó “Sería muy lamentable que estas amenazas tengan tilde político, porque de ser así, me impulsaré con muchas más fuerzas para seguir trabajando por los ciudadanos”.

Para finalizar, Pinto hizo un llamado a sus beneficiados de San Jacinto y a las demás organizaciones benéficas, a que estén alertas con los ataques que se puede recibir, por ir haciendo el bien, “Nada me detendrá, la gente me necesita y ahí siempre estaré. Los culpables de estos ataques, serán localizados y puestos a orden de la justicia”.

NDP/FGEMJ