Desde hace 87 días el 75% del Núcleo la Liria (ULA) carece del servicio de agua potable debido al daño en la última bomba que aún estaba operativa en dicho núcleo, la cual dejó de funcionar el 30 de noviembre de 2021.

La profesora Mery López, decana de la Facultad de Humanidades (ULA), indicó que el daño del sistema de bombas afecta al menos a 1.300 estudiantes, más de 130 profesores y más de 100 miembros del personal profesional, administrativo, técnico y obrero, y que actualmente, la poca agua que obtienen para la limpieza es a través de un baño de la cafetería a la cual le llega agua proveniente de la Facultad de Ciencias Jurídicas.

El 11 de enero de 2022, la decana le entregó una comunicación e informe al gobernador del estado Mérida explicando la situación y solicitando ayuda debido a la falta de presupuesto universitario, pero no ha obtenido respuesta.

Posteriormente solicitó ayuda al Alcalde del municipio Libertador, estado Mérida y este se comprometió públicamente a aportar el valor de la mitad de los costos para la reparación, pero hasta el momento eso no se ha concretado. De no solventarse la grave situación no será posible la implementación de semestres bajo la modalidad presencial.

Resaltamos que la grave situación del Núcleo, afecta igualmente a la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (ULA), lo cual suma más áreas problemáticas a las ya existentes e influye significativamente en el desarrollo de actividades presenciales de los estudiantes y en el derecho de trabajadores universitarios a gozar de condiciones adecuadas para laborar. Boletín Andino del ODH ULA.