En la jornada 22 del Grupo Occidental de la Liga FUTVE, Estudiantes de Mérida igualó en el Agustín Tovar “La Carolina” de Barinas ante Trujillanos F.C 1×1. Encuentro en el que Armando Araque marcó por el rojiblanco y Brandon Castillo por el amarillo y marrón.

Se jugaba el minuto 6 y Trujillanos tomó la ventaja en el marcador cuando Ángel Bogado llegó a la línea de fondo por la banda derecha y envió un pase al primer palo, zona en la que Luis García recibió el balón de espalda al arco, se dio media vuelta, remató de pierna derecha y obligó a que Alejandro Araque diera un rebote que Brandon Castillo envió al fondo de la red para marcar el 1-0.

En el minuto 20 Daniel Linárez tomó el balón por el lateral izquierdo y envió un pase al centro del área para habilitar a Ronaldo Rivas, quien, cuando se disponía recibir la pelota para rematar a gol, fue derribado por el guardameta Avendaño, lo que llevó a que el árbitro principal señalara penal a favor de Estudiantes. Armando Araque ejecutó la pena máxima y marcó el tanto que igualaba las acciones 1-1.

Al 35 Ronaldo Rivas avanzó por el lateral derecho y le entregó las esferica a Omar Labrador, él, ubicado al borde del área grande, asistió con la cabeza a Juan Ortiz para que este rematara de pierna derecha a gol, sin embargo, la pelota se fue ligeramente por encima del travesaño.

A minutos para el final de la primera parte, Trujillanos consiguió un tiro libre al borde del área del académico, el cual aprovechó el mediocampista Jair Andara para realizar un remate que se estrelló en el travesaño.

En la segunda parte Estudiantes salió a buscar el gol que le diera la ventaja en el marcador, sin embargo, se topó con un Trujillanos que se posicionó de buena manera en defensa, cortando la mayor parte de las jugadas peligrosas y haciendo daño por medio del contragolpe.

Al minuto 69, por medio de la pelota parada, Ayrton Páez colocó la pelota en el segundo palo, lugar en el que Edison Penilla realizó un cabezazo, lo que dejó un rebote que William Díaz remató con su botín derecho, haciendo que el portero local estirara toda su humanidad para evitar el gol del 2×1.

Estudiantes adelantó las líneas e insistió en la búsqueda del gol de la victoria, pero el pundonor que colocó trujillanos en cada uno de los ataques del cuadro merideño evitó que el marcador del 1-1 se modificara.

Prensa EMFC / Carlos Rondón Monsalve