En duelo disputado en el estadio olímpico Metropolitano este domingo 19 de septiembre, por la jornada 23 de la primera fase de la Liga FUTVE, Estudiantes de Mérida sufrió un traspié tras caer 2 tantos por 1.

En el primer tiempo Estudiantes tomó las riendas del compromiso al adueñarse de la posesión del balón y ser el encargado de llevar el mayor peligro al arco rival, mientras que Hermanos Colmenárez supo esperar para luego hacer daño por medio de transiciones rápidas de defensa a ataque.El cronómetro señalaba el minuto 17 cuando Colmenárez abrió el marcador.

Anuar Peláez recibió el balón dentro del área rojiblanca, dio media vuelta, evadió la marca del defensor Muriel y derrotó al guardameta Alejandro Araque con un remate ubicado al bajante izquierdo.

Se jugaba el minuto 25 y Edison Penilla Penilla apareció por el lateral derecho levantando un centro hacia el segundo palo, lugar en el que se encontraba Armando Araque, quien se lanzó de palomita para desviar el balón a gol, sin embargo, no lo impactó en su totalidad y el remate se fue por fuera.

2 minutos después, Estudiantes sacó provecho nuevamente del juego por las bandas con un centro que Daniel Linárez realizó para que Ronaldo Rivas apareciera en el borde del área pequeña enviando la pelota cercano a los 3 palos del arco defendido por el equipo del poblado.

A pesar de la insistencia de los dirigidos por Leonel Vielma de conseguir el empate antes de irse al descanso, la barrera que plantó el equipo Barinés frente a su arco con una línea de 5 defensores no pudo ser vulnerada y el primer tiempo finalizó 1-0 a favor de la visita.

En la segunda parte, cuando el reloj marcaba el minuto 58 Estudiantes estuvo cerca del empate. Ronaldo Rivas tomó la pelota unos metros atrás del área grande, dio dos pasos y efectuó un remate con el botín derecho que pasó a centímetros del arco defendido por Eduardo Herrera.

En el 77, ya con Hermanos Colmenárez totalmente replegado, el defensor Juan Muriel avanzó unos metros y se atrevió a realizar un remate de más de 20 metros de distancia, el cual se estrelló en el lado externo de la red.

Estudiantes de Mérida adelantó todas su líneas buscando el tanto de la igualdad, lo que le permitió al cuadro visitante conseguir espacios, los cuales, César Magallán aprovechó para marcar el 2-0 al 82.

Danny Santoya descontó por parte del rojiblanco al 85 y, a pesar del ímpetu y las ganas de conseguir el gol del empate por parte del cuadro merideño, el marcador finalizó 2 tantos por 1 a favor de la visita.Prensa EMFC / Carlos Rondón Monsalve.