En el partido de ida de la Fase Previa de la Copa Conmebol Sudamericana, Estudiantes de Mérida cayó 2 goles por 0 en el Metropolitano de Mérida este martes 8 de marzo.

La primera mitad del encuentro estuvo llena de emociones, ambas escuadras se hicieron presente en el frente de ataque, causando peligro en las áreas defendidas por Alejandro Araque y Giancarlo Schiavone.

Estudiantes logró hacer más daño por el costado derecho gracias a la sociedad que se creó entre Marcel Guaramato y Ángelo Peña, los hombres que fueron más punzantes en los primeros 45.

Al minuto 29 Metropolitanos tomó la ventaja en el marcador luego de que Walter Araújo aprovechó un rebote que quedó al borde del área tras un despeje de la defensa rojiblanca para así marcar de pierna derecha el 1×0 en la pizarra.

3 minutos después del gol del cuadro violeta, Jesús Armando Vargas tomó el balón, realizó una bicicleta, superó la marca del rival y remató de pierna izquierda buscando el empate, pero el balón se fue por encima del travesaño.

En el minuto 35 Alejandro Araque se vistió de héroe al evitar, en un par de ocasiones, el 2×0.

La ocasión más clara que tuvo Estudiantes para igualar la pizarra fue en el minuto 40 cuando Marcel Guaramato avanzó con mucha velocidad por la banda derecha hasta pisar el área de Metropolitanos, zona en la que realizó el pase de la muerte para que Armando Araque marcara gol, sin embargo, el portero Giancarlo Schiavone evitó de forma providencial el tanto del atacante merideño.

En la segunda parte el cuadro visitante se plantó frente su arco y le entregó la iniciativa a Estudiantes, buscando así hacer daño por medio del contragolpe, lo que logró capitalizar en el minuto 71 cuando el balón llegó a los pies de Luis Annese, quien con un fuerte zapatazo marcó el 2-0.

Los dirigidos por Leonel Vielma insistieron en el frente de ataque generando varias jugadas de peligro en los pies de Armando Araque, Jhonder Gómez y Gregroy Materán, no obstante, faltó precisión para poder terminar las jugadas en gol.

Prensa EMFC / Carlos Rondón Monsalve