Con el propósito de crear una cultura tributaria y que, mediante estos tributos, se pueda impulsar el desarrollo del municipio, la alcaldía del municipio Rangel, el Concejo Municipal y los comerciantes, discutirán una nueva ordenanza de tributos municipales.

Tras una reunión realizada el martes 17 de mayo, entre los comerciantes del municipio Rangel, y los poderes ejecutivo y legislativo municipal, se llegó al acuerdo de discutir y modificar la ordenanza de tributos vigente, la cual, fue aprobada en el año 2021 sin consulta y sin adecuación a la realidad municipal.

En este sentido, el alcalde del municipio Rangel, Abraham Hayon, señaló la importancia que tiene la recaudación de impuestos para el desarrollo municipal, pues, “a través de los ingresos propios, podemos comenzar a ejecutar obras en beneficio de las comunidades”, destacó.

El mandatario municipal, además agregó que los comerciantes representan el 10 % de la población, por cuanto su aporte a las arcas municipales, beneficiaría no solo a ese gremio, también al restante 90 % de los habitantes de la jurisdicción.

Por su parte, Darly Belandria, directora de Tributos Municipales, destacó que más del 80 % de los contribuyentes está en mora con el municipio, “si no hay recaudación, es muy difícil que en el municipio se puedan lograr grandes cosas. Desde el ejecutivo nacional, el dinero que envían no permite cubrir lo que el municipio necesita”, destacó.

Belandria además invitó a los comerciantes a actualizar la documentación de sus negocios ante la municipalidad, a fin de crear o completar los expedientes ante esa dependencia.

Una ordenanza de copia y pegue

La actual ordenanza municipal fue redactada durante la pasada gestión municipal, donde tanto el alcalde como los concejales, pertenecían al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). La misma entró en vigencia el 20 de febrero de 2021.

Dicho instrumento, establece el cobro de impuestos a los comerciantes sobre las ventas brutas que van desde el 2,5 % al 6 %, dependiendo de la actividad de lucro. Este aumento generó la molestia de los comerciantes, quienes, desde el año 2014, vienen pagando el 0,5 %.

Representantes de los comerciantes, abogados y contadores que asistieron a la reunión convocada por la alcaldía, coincidieron en que es una “ordenanza de copia y pegue, que no fue discutida ni adaptada a la realidad del municipio”.

“Nosotros como comerciantes y empresarios, solicitamos una revisión a la ordenanza, con presencia del gremio y, además, donde se tenga en cuenta que el comercio se ha visto afectado por la pandemia y ahora, por los constantes cortes de electricidad. Esto nos genera perdida”, dijo Mauricio Araujo.

“No nos estamos negando a pagar, pero la ordenanza debe adaptarse a la realidad actual”, sentenció.

El alcalde Abraham Hayon por su parte, señaló la disposición de la alcaldía por buscar una alternativa y un acuerdo entre el poder municipal y los diferentes gremios, “a fin de lograr lo mejor para el municipio Rangel”.

La revisión y discusión de la Ordenanza Municipal de Tributos iniciará el próximo lunes 23 de mayo, a partir de las 10 de la mañana, en el Salón de Sesiones del Concejo Municipal.  Prensa Alcaldía del municipio Rangel.