Los profesores, trabajadores, empleados y estudiantes de la Universidad de Los Andes rechazaron la crítica situación que atraviesa la universidad autónoma venezolana y de la cual está casa de estudios no escapan.

Desde el Rectorado de la ULA el rector Mario Bonucci acompañado de demás profesores y comunidad universitaria alzó la voz por la precaria situación que atraviesa la universidad y que es el reflejo de como se encuentra el país.

En el mismo orden de ideas el profesor Ángel Ándara, representante profesoral ante el consejo universitario señaló que se debe redireccionar la lucha pero con más fuerza desde cada rincón de la universidad.

Cada trabajador universitario vive una realidad distinta, la precariedad de los salarios y beneficios son totalmente irrisorios y la la inflación galopante en el país afecta directamente el bolsillo de cada trabajador universitario, sostén de hogar.

Los estudiantes también se manifestaron, y en este sentido Joel Zerpa como consejero universitario agregó que estás acciones de protesta universitaria deben traspasar los espacios e involucrar a la sociedad civil, los merideños que también son víctimas de estás políticas del Estado que atentan contra la calidad de vida de los venezolanos, finalizó.