Estudiantes de la facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad de Los Andes han retornado parcialmente a las aulas, pero ven clases en los patios y pasillos porque no hay electricidad en los salones.

La delincuencia sigue haciendo de las suyas y ha dejado en total oscuridad los espacios.Uno de los estudiantes manifestó «No hay video beam, los salones del primer piso de por sí son oscuros y sin luz imposible trabajar, tuvimos que sacar las mesas y trabajar afuera».

Recalcó además que, «Los salones del lado izquierdo de los pisos de arriba igual están sin luz, pero tienen mejor iluminación natural».

Toda el ala izquierda de la facultad de Arquitectura y Diseño se encuentra a oscuras, lo que imposibilita utilizar las instalaciones para el desarrollo de las actividades.

El déficit presupuestario que atraviesa la casa de estudios imposibilita que se puedan reponer los cableados.