Personal de Enfermería del Hospital Sor Juana Inés de la Cruz en la ciudad de Mérida han decidido realizar una protesta activa porque no cuentan con condiciones para poder continuar laborando en este centro de salud.

Una de las enfermeras sumadas a la protesta indicó que realizan la jornada de protesta cada media hora sin interrumpir el trabajo frente a la dirección del mismo porque están cansadas de esta situación en la que vive.

Destacó que no tienen insumos para atender una emergencia allí “no hay soluciones, medicamentos, protector gástrico ni insumos para atender un parto ni un simple síndrome diarreico”.

Se suma a la tragedia descrita por la profesional de la enfermería Ana Lucía Albarrán la falta de combustible para trasladarse y los bajos salarios que tienen.  Mucha cantidad de pacientes, pero poca calidad porque no tienen con qué brindarles atención médica. MN.