Los habitantes de la parroquia Rafael Pulido Méndez del municipio Alberto Adriani padecen a diario constantes apagones, hasta de seis horas, que causan malestar y generan serías pérdidas económicas, no sólo en alimentos sino también en artefactos eléctricos, por lo que hicieron el llamado al gobernador de Mérida, Jehyson Guzmán para que ofrezca respuestas y soluciones a la crisis.

Así lo dio a conocer Carlos Durán, vecino de esta comunidad quien expresó que la semana pasada asistió a El Vigía, Néstor Reverol, ministro del poder popular para la Energía, quién junto a una comitiva ministerial llevó a cabo una reunión con todos los alcaldes de la región merideña, para supuestamente buscar soluciones a los problemas eléctricos y agua potable.

«En esta visita resultó todo lo contrario, ya que específicamente en el barrio La Blanca de la parroquia Pulido Méndez del municipio Alberto Adriani, todos los días aplican racionamientos o cortes de 3, 4, 5 y hasta seis horas, y al medio reestablecerse la electricidad, comienzan las fluctuaciones, lo que trae como consecuencia el daño permanente de equipos electrónicos», dijo Durán.

Exigió al gobernador de Mérida, Jehyson Guzmán respuestas a sus promesas, hace meses atrás expresó que pondría en funcionamiento la planta termoeléctrica Don Luis Zambrano del kilómetro 15 y hasta la fecha no ha cumplido, convirtiendo esta infraestructura en un «elefante rojo, que refleja la verdadera corrupción y atraco de los chavistas al pueblo venezolano».

Al cierre acotó que la primera demostración de corrupción fue hecha por el presidente fallecido, Hugo Chávez al traer un poco de plantas a gasoil para supuestamente acabar con la crisis eléctrica en el país, es hora de entender que el actual gobierno apuesta en acabar los servicios públicos. 

Jorge Galvis Jr
Diario Frontera-Calor 935 Fm