Adalberto Mendoza, director estadal de Barrio Nuevo Barrio Tricolor y el protector del municipio Antonio Pinto Salinas, Javier Dávila, en compañía de los líderes de la Ubch de El Guayabal, parroquia Santa Cruz de Mora de esta jurisdicción merideña, estuvieron en este sector para hacer una evaluación de la emergencia presentada allí, como consecuencia de las fuertes lluvias que vienen cayendo de manera consecutiva.

Luego de la evaluación y ante las afectaciones en el sitio, se decidió hacer las coordinaciones necesarias para que este miércoles se desplace hasta el sitio un retroexcavador, que hará el despeje de la vía.

Javier Dávila destacó que el protector Jehyson Guzmán giró instrucciones para que se atendiera esta situación lo más rápido posible, que se produjo debido al desbordamiento de la cascada San Rafael, aunado a la tala de árboles, quedando afectadas como consecuencia 534 familias, nueve sectores, nueve consejos comunales y la zona agrícola.

Gobierno Bolivariano atendiendo al pueblo

Javier Dávila dijo que la situación mantiene en alerta a los habitantes del lugar, destacando que la inspección la hicieron en la parte alta de la cascada, pasando por la entrada del sector San Rafael y bajando hasta el puente que conduce a San Isidro. Agregó además, que inspeccionaron las adyacencias del polideportivo Simón Bolívar, que presenta afectaciones producto de la ampliación del río Mocotíes.

El jefe de la Ubch de la comunidad de el Guayabal Alexie Contreras, agradeció la movilización del Gobierno Bolivariano para atender el problema, destacando el inicio del despeje de las vías para avanzar luego en los trabajos correspondientes. Prensa CORPOMÉRIDA, S.A.