El Papa Francisco expresó hoy su cercanía a la población del estado venezolano de Mérida (oeste) afectada por las inundaciones que han provocado una veintena de muertos e importantes destrozos.

“Me siento cercano a la población de Mérida, en Venezuela, afectadas por inundaciones y corrimientos de tierra y rezo por los difuntos y familiares y los que sufren por esta calamidad”, dijo el papa tras el rezo dominical del ángelus en la Plaza de San Pedro.

Las inundaciones debido a las lluvias torrenciales registradas en el estado venezolano de Mérida han provocado al menos 20 fallecidos y numerosos daños.