Un mes fuera de servicio cumplió la ambulancia asignada al Hospital Rafael Rangel de Timotes en el páramo merideño, dejando desasistidos a quienes pudieran necesitar de este servicio por cualquier emergencia.

Gilber Lobo, habitante de esa zona alta del estado Mérida, manifestó que “la desidia gubernamental tanto del gobierno municipal como regional comprometen la salud de los habitantes del municipio Miranda que acuden al centro de salud de la localidad presentando cualquier dolencia o enfermedad, y muchas veces al no encontrar los insumos necesarios dentro de este centro asistencial son trasladados de emergencia hasta el Hospital Universitario Dr. Pedro Emilio Carrillo de Valera en el estado Trujillo”.

Agregó Lobo que este es el hospital más cercano a la localidad, ubicado a 30 minutos aproximadamente, o de lo contrario los traslados de los pacientes se hacen hasta el Hospital Universitario de Los Andes en la ciudad de Mérida en un recorrido de más de 4 horas por la carretera trasandina.

En el mismo orden de ideas, Evelín Rivera señaló que “estos traslados deben hacerlos los familiares en carro particular o cancelar un servicio privado de ambulancia, porque la unidad asignada a este hospital de Timotes se encuentra averiada”.

Coincidieron en el llamado urgente para que se gestione la reparación de la falla mecánica que presenta esta unidad que presta servicio a toda la población timotense. Jesús Quintero/ Corresponsalía La Patilla.