Totalmente abandonados estos espacios que albergaron competencias con proyección nacional e internacional de destacados atletas en esta disciplina.

El director de Deportes de la Universidad de Los Andes, Ronald Antunez destacó que “no ha sido posible recuperar la piscina América Bendito, se requiere de una cantidad de recursos, que la Universidad y la Dirección de Deportes no tienen, y con la asfixia presupuestaria a que nos tiene sometido este régimen, se hace difícil (…), estoy en la búsqueda de alianzas para poder recuperarla, pero exigen unas condiciones que no benefician en nada a la ULA….

En reiteradas ocasiones el hampa desbordada ha hecho de las suyas y acabó con lo poco que quedaba en el interior de este recinto universitario, dónde ahora solo conviven ratas, paneles de abejas y culebras.

El dirigente estudiantil Mario López denunció que se han robado piezas de los baños, puertas, llaves, cerraduras.

La piscina se ha convertido en un pozo de agua estancada maloliente y llena de moho” denunció López.

Debido a la falta de insumos para el respectivo mantenimiento de la Piscina América Bendito de la Universidad de Los Andes, ubicada en el sector Campo de Oro de Mérida, la Dirección de Deportes de la Universidad de Los Andes tomó la decisión de cerrar temporalmente esta instalación en el año 2017, pero motivado a la situación económica no ha sido posible gestionar recursos para su recuperación, perdiéndose un espacio importante. JQ, CNP 23.851 / La Patilla