En deplorables condiciones se encuentra el anfiteatro Dr. Luis Rengel Sánchez de la facultad de Médicina, espacio de la Universidad y se puede evidenciar la falta de mantenimiento.

El salón luce totalmente inundado, debido a las filtraciones en el techo y paredes de la insfrastructura.

Desde hace tiempo estos espacios se encuentran sin el mantenimiento preventivo y correctivo debido al déficit presupuestario por el que atraviesa la casa de estudios.