«Es cuestión de suerte cada vez que podemos surtir combustible» así se expresó un motorizado al ser consultado sobre la kilómetrica cola en la que amaneció este viernes para abastecer gasolina a su moto en la Estación de Servicio El Retorno en la avenida Los Próceres de la ciudad de Mérida.

«Muchas veces ni siquiera nos llenan completo el tanque, es insuficiente para aquellos que utilizamos estos vehículos para trabajar» expresó.

Otro mototaxista añadió «a nosotros nos surten gasolina a veces dos veces a la semana porque pertenecemos a la fuerza motorizada del estado Mérida, nos llegan a surtir en ocasiones hasta 7 litros».

Quienes no gozan de ese beneficio deben comprar la gasolina dolarizada, o contar con mucha suerte y meterse en alguna cola con el número de placa.