“Ya es hora de que el gobierno honre la deuda que mantiene con los médicos residentes del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes”, así lo declaró Rubén Darío Gallo, quien ha ejercido cargos directivos en la Federación Médica Venezolana y quien fue director de la Corporación Merideña de Salud.

El galeno llamó la atención de la comunidad en general, al asegurar que existen médicos residentes, “que han probado su vocación de servicio durante este año, ya que no han recibido ni medio por el trabajo durante el año 2022”, indicó que acuden a su trabajo por el solo afán de cumplir con su juramento hipocrático y de servir a la comunidad.

Recordó, que desde el gobierno “muchos señalamientos políticos se hicieron, las promesas fueron más aún, sin embargo, la deuda con estos muchachos se ha incrementado sin que se vislumbre una posible solución”. Reconoció que “seguramente ahora utilizarán señalamientos inoportunos para cobijar la falta de pago actual”, sin embargo recordó que la comunidad médica y el colectivo en general, “saben quién y cómo manejan los recursos”, por lo que la falta de pago, “no es de ninguna forma imputable a quien no maneja dinero”.

Finalmente llamó contundentemente la atención a las autoridades que les corresponde honrar este compromiso, haciendo memoria de que “con la salud no se puede hacer política, y con el servicio y la vocación, no se puede mantener un sistema que han prometido convertir en ejemplo de progreso y que no llega a satisfacer las necesidades del pueblo”. Euro Lobo / CNP: 12.112