Dos médicos merideños han sido detenidos y señalados con cargos de homicidio Intencional por el lamentable fallecimiento de dos pacientes luego de haber sido sometidos a una intervención quirúrgica.

Desde Médicos Unidos Venezuela, capitulo Mérida el doctor Pedro Fernández señaló que -No es correcta la imputación de «homicidio intencional» ya que en el acto médico no hay dolo-.

Agregó el galeno que «Ningún médico opera a alguien con la intención de hacerle daño, toda actividad clínica busca el bienestar y la recuperación de la salud de la persona; sin embargo, siempre lleva consigo un riesgo de complicación, siempre ajenas a la voluntad de médico».

En este sentido Fernández señaló que «Solicitamos a la Fiscalia respetar la presunción de inocencia de estos colegas y amigos, que se hagan todas las investigaciones pertinentes respetándoles su integridad y dignidad humana, evitando que sean sometidos a señalamientos injustos y al escarnio público».