Dos viviendas anegadas cuyas familias se refugiaron temporalmente en otro lugar y una gran extensión de cultivos agrícolas, especialmente plátanos bajo las aguas del río Onia, son los daños que se ocasionaron tras el desbordamiento de este afluente, el pasado jueves en la tarde, motivado a las constantes lluvias caídas en el municipio Alberto Adriani.

El reporte lo realizaron los bomberos del estado Mérida, Estación Nó. 4 El Vigía quienes acudieron en horas de la noche del jueves, por sus propios medios, al sector San Isidro, parroquia Páez, al mando del sargento primero (B) José Fernández bajo la responsabilidad del mayor (B) Pedro Lobo, Gerente de Operaciones del Cuerpo de Bomberos.

Los hombres de azules verificaron el desbordamiento del río Onia, constatando la afectación de las dos residencias, a las cuales no pudieron acceder.

En el reporte bomberil, se informó además que una comisión se trasladó por sus propios medios, hasta la Represa de Onia para constatar la situación de los alivios, al presumir que alcanzaron su máximo nivel, razones por las cuales, se produjo el desbordamiento del agua.

La inspección la realizaron los bomberos, siguiendo instrucciones de la Tte. Cnel.(B) Yaneth Calderón, jefe de Zoedan- Mérida y directora del Cuerpo de Bomberos del estado Mérida.

Catarine Castro
Fotos: Cortesía