La máxima autoridad del Instituto Autónomo Hospital Universitario de los Andes, (Iahula), Margarita De Aguirre, aclaró la situación que se presentó en el centro centinela durante el fin de semana con relación al error generado en la entrega de los cadáveres en el área de la morgue

La directora del Iahula indicó que el sábado pasado, 9 de octubre, fallecieron dos ciudadanos con el diagnóstico de COVID-19 en el hospital universitario, donde los funcionarios de la institución cumplieron con todos los protocolos de bioseguridad en el manejo de los fallecidos por coronavirus. 

“El personal de enfermería del Iahula procede al embalaje e identificación de los cadáveres y traslado a la morgue habilitada para estos casos, el personal médico de guardia elabora el certificado médico, quien lo presenta a historias médicas para el cierre de la misma», describió De Aguirre.

Luego, el personal de historias médicas entrega la documentación a los trabajadores de Senamecf. “Hasta ahí es nuestra responsabilidad como institución de salud”, reseñó De Aguirre.

En este sentido, enfatizó que los protocolos y procedimientos del personal del Iahula fueron practicados correctamente. “Es en el procedimiento que realiza el Senamecf en la entrega de los cadáveres a los trabajadores de la funeraria donde ocurre las fallas con el intercambio de los cuerpos”.

De Aguirre informó que ya se presentaron ante el Ministerio Público todos los detalles de los procedimientos para que se realicen las investigaciones pertinentes sobre el caso. Prensa OCI Mérida