La jornada de protesta por la dignidad de los universitarios concentró a los Profesionales, Técnicos, Profesores, Administrativos, Obreros, Estudiantes de la Universidad de Los Andes además de la sociedad civil, Colegios Profesionales, Sindicatos frente al edificio Administrativo de esta casa de estudios en la capital merideña para rechazar los salarios de hambre a los que el régimen venezolano mantiene a los trabajadores universitarios y a los empleados públicos en el país.

El secretario general del Sindicato de Profesionales y Técnicos de la ULA Dionis Dávila señaló «Ya basta de tanto atropello y violacion de los Derechos Humanos y la dignidad de los universitarios por parte del Gobierno, negando el derecho a la educación, a nuestros jóvenes, con universidades que no pueden funcionar, con sueldos de hambre, sin presupuesto, negándose a todos trabajadores del sector universitario el derecho a un sistema de salud».

Agregó el dirigente gremial «día a día mueren nuestros universitarios, por no tener para comprar ni un acetaminofén, negando nuestras prestaciones sociales, además de cerrar los comedores a nuestros estudiantes y quitarles prácticamente las becas al asignarles un monto irrisorio que es una falta de respeto y son miserables, arrebatando además nuestras convenciones colectivas, pero sobre todo, quieren hacer desaparecer a nuestras universidades autónomas».

A todo esto se suman los descuentos que nos hacen para Camiula, cuotas a sindicatos, fondo de jubilaciones y cajas de ahorros, los cuales no los hacen llegar a los respectivos entes, ¿a dónde va a parar todo ese dinero?.

En el mismo orden de ideas el presidente de la Asociación de Profesores de la ULA Virgilio Castillo denunció que los universitarios reciben son migajas, no alcanza ni siquiera para comer dignamente, mucho menos para vivir.

Los universitarios no descansarán hasta lograr la reinvindicaciones necesarias con salarios dignos que permitan vivir dignamente en el país. JQ