Con el desprendimiento de grandes bloques de rocas calizas, producto a las constantes lluvias que han ocasionado deslizamiento de sedimento y deslaves en el Valle del Mocoties, se descubrió durante esta semana, una cueva oculta en la población de Zea, sector La Calera-El Filo, aldea Las Cocuizas del estado Mérida.

La información se conoció a través de un escrito difundido con fotos del lugar por parte de Jóvito Valbuena por las redes sociales de Tovar.

Reseñó en su escrito que no se recomiendan visitas al lugar ya que se desconoce la estabilidad del lugar, siendo su acceso difícil debido a las dimensiones del barranco rocoso y grandes bloques desordenados y lo húmedo del lugar.

Precisó el informante que se requiere la presencia de especialistas en el área para el estudio de la cueva a fin de que se informe su valor, interés científico y turístico.

La cueva tiene una dimensión de perfil de la fachada, tiene un corte vertical de 6 metros de alto y la entrada 7 metros de ancho, por 1,10 metros de alta en el centro con cierre a los extremos. En el interior tiene un espacio semiredondo de 5 metros de ancho por 8 metros en su parte más profunda.

Adicional, por el lado este, presenta un hueco más profundo que no ha sido medido.

La cueva está formada por numerosas estalactitas, estalagmitas y columnas. En el centro está la estalagmita más alta de 1,10 metros de color amarillento. El ambiente interno es semi oscuro y muy húmedo.

Pobladores están resguardando el lugar de curiosos, esperando a que puedan llegar los especialistas para hacer los estudios que corresponden a fin de determinar su valor geológico.