Durante la entrega del Informe de Gestión 2021 al Concejo Municipal de Alberto Adriani, el alcalde Lisandro Segura aprovechó para informar en rueda de prensa las observaciones y presuntas irregularidades cometidas por la gestión del burgomaestre saliente, Mezin Abou Assi.

En sus palabras Segura dio a conocer acciones de menos a más vergonzosas, sin generalizar la comisión de las mismas por parte de los funcionarios de la anterior gestión, a pesar de existir graves acciones algunos gerentes actuaron apegados a la ley, pero no los principales.

«Formulamos las respectivas denuncias ante la Contraloría Municipal representada por Juan Moreno, quién recibió las distintas irregularidades debidamente soportadas con sus actas de observación, las acciones indebidas, más recurrentes, evidenciadas en los institutos fueron: inexistencia de los Planes Operativos Anuales (POA) y Planes Estratégicos Institucionales, Distribución Presupuestaria sin la debida aprobación del Ejecutivo municipal para el año 2021, inexistencia de la ejecución presupuestaria y financiera», dijo.

Así mismo denunció la Omisión del Debido Procedimiento de la Selección de Contratistas para la adquisición de bienes y prestación de servicios, incumplimiento de la responsabilidad social por parte de los proveedores correspondientes al 03% del monto de cada contratación que debieron ser invertidos en proyectos sociales para beneficio de las comunidades vigíenses, realización de pagos a diferentes beneficiarios hasta los momentos desconocidos, es decir sin soportes verificables.

Destacó el uso de recursos públicos para la satisfacción de necesidades personales de los funcionarios públicos de forma reiterada como: afeitadoras, desodorantes, crema dental, regalos de cumpleaños, fiestas privadas, entre otras que avergüenza mencionarlas, contratación de proveedores con vínculos sanguíneos y afinidad con personal de alto nivel de los institutos, transferencias directas desde las cuentas bancarias de los institutos a las cuentas personales de los directivos, en el caso puntual del Instituto Municipal de la Mujer e Igualdad de Género, falsificación de los estados de cuenta para encubrir irregularidades financieras en el manejo de los fondos.

Igualmente subrayó la desaparación de bienes adquiridos para la adquisición de talleres de formación destinados para las mujeres del municipio.En el caso puntual del Instituto Municipal de la Vivienda desconoció el destino de materiales de construcción para infraestructuras habitacionales enviados por el Gobierno nacional a través de la Misión Vivienda, no hay registros de donaciones a la ciudadanía.

Con respecto al Instituto de Bienestar Social, expresó Segura que constató la falta de control de la recaudación proveniente de la economía informal, pues el registro encontrado fue llevado en grafito totalmente alterable, además de recibir tales ingresos en efectivo sin ser pasados al tesoro municipal para su debido procedimiento y manejo, lo cual ocasionó discrecionalidad en el uso de los fondos públicos, igualmente se evidenciaron transferencias directas al personal del instituto para gastos personales.

En el caso particular del Servicio Autónomo Municipal de Administración Tributaria (Samat) la primera autoridad civil del municipio observó alteración en los procedimientos administrativos de contratación, en los cuales registraron la elaboración de obras de ingeniería civil sin tener la competencia para ello, un gran número de transferencias bancarias que debieron ser ejecutadas a los proveedores se realizaron a funcionarios de la administración saliente, ausencia del mecanismo de control en cuanto al cumplimiento efectivo de la entrega de suministros que fueron adquiridos a proveedores, pago de reparaciones y mantenimiento de vehículos personales con fondos públicos que hacían pasar como unidades oficiales sin existir en el inventario de bienes del Samat, realización de pagos para la adquisición de materiales eléctricos, pinturas, alimentos y bebidas a cuentas distintas no pertenecientes a los proveedores, el cuerpo directivo saliente realizó intencionalmente un cálculo de sus prestaciones sociales para beneficiarse con cantidades superiores a los mil dólares.

Por último y no menos importante señaló Segura que en la sede de la Alcaldía encontró un cúmulo de irregularidades de la gestión anterior con pagos de bonos a todo el personal de alto nivel, a esto se le suma la desproporcionalidad del pago de dicho bono entre ambos grupos de funcionarios públicos.Jorge Galvis JrDiario Frontera-Calor 935 Fm