La Coordinación de Organización de Sitrasalud Ambiental Malariología El Vigía, aseguró estar desasistida por la Corporación de Salud del estado Mérida.

Así lo dio a conocer Enrique Benítez, supervisor de fumigación de Malariología El Vigía, quien informó que luego del nombramiento de Eugenio García Marín, el funcionamiento de esta institución empeoró considerablemente.

Explicó que en la actualidad trabajan con los equipos pesados para la parte política, dejando a un lado los casos de paludismo de la Zona Panamericana, El Vigía y Kilómetro 15, de allí que hizo el llamado a la Autoridad Única de Salud del estado Mérida, Ramón Nieves y a la Dirección Nacional de Salud Ambiental para que tomen cartas en el asunto y solventen esta problemática.

«Eugenio García Marín no está ajustado al manual de procedimiento para llevar a cabo las fumigaciones y combatir las enfermedades endémicas, contamos con casos de Malaria, tenemos transmisión, contamos con el vector, lo más preocupante es que dejaron a un lado los programas de fumigación», dijo Benítez.

Recordó que el pasado 25 de junio enviaron el equipo pesado a El Vigía al sector Lago Sur, gastaron el insecticida y usaron gasoil, por esa razón denunció la problemática para que envíen una comisión de Contraloría Sanitaria para que revise las irregularidades en el municipio Alberto Adriani. 

Finalmente acotó Benítez que están fumigando casa a casa con gasoil y están cobrando el servicio, deben hacerle seguimiento a este escenario, al parecer no cuentan con la permisología y los funcionarios deben contar con su respectivo carnet.

Jorge Galvis Jr